Boletín 21 del Programa Iberoamericano: «La soledad en las personas mayores»

Ilustración de portada de la nueva edición del boletín (Rocío Lana)

La publicación reflexiona sobre las conceptualizaciones y los abordajes de las soledades en la región y busca brindar un aporte para pensar las políticas públicas durante y post pandemia.

Las particularidades de COVID-19 posicionaron a las personas mayores como las protagonistas de la escena social mundial al constituirse como principal grupo de riesgo. Algunas medidas tomadas por parte de los gobiernos iberoamericanos, especialmente aquellas relacionadas al aislamiento preventivo y obligatorio segmentado por edades, provocaron debates y polémicas en torno a la autonomía y la independencia de quienes transitan la vejez.

Al mismo tiempo, y a partir de los casos de coronavirus en residencias de larga estadía de la región, la cobertura mediática, en general, criminalizó este tipo de dispositivos residenciales y de cuidado, y colaboraron en el desconcierto, la pena, el miedo y la desinformación.

Como acciones y reacciones frente a la crisis sanitaria y de protección social, los organismos nacionales e internacionales elaboraron numerosos documentos, protocolos y recomendaciones vinculadas a las personas mayores, y promovieron encuentros y propuestas virtuales sobre diferentes temáticas para afrontar esta crítica situación, que de acuerdo a las proyecciones se profundizará “post-pandemia”, sobre todo en términos de desigualdades.

En la nota central de este Boletín 21“El derecho a existir”-, se comparten conceptualizaciones y miradas acerca de la soledad, una problemática social a la que muchos especialistas califican como “el gran peligro del siglo XXI”, pero de la que, paradójicamente, aún no existen las suficientes investigaciones que posibiliten mejores y más extensos abordajes en Iberoamérica y en el mundo.

En consonancia con el señalamiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que llama a los Estados a “garantizar que las personas mayores sean protegidas de COVID-19 sin estar aisladas, estigmatizadas, dejadas en una situación de mayor vulnerabilidad o sin poder acceder a las disposiciones básicas y a la atención social”, consideramos pertinente dar a conocer y sistematizar en esta publicación algunas de las medidas tomadas por los gobiernos iberoamericanos para afrontar las posibles situaciones de soledades no deseadas generadas por el aislamiento social.

Asimismo, y con el objetivo de ampliar las miradas, entrevistamos a diferentes profesionales referentes de la Gerontología y de la temática, entre ellas, Lourdes Bermejo, Montserrat Celdrán Castro, María Concepción Arroyo Rueda y Rosario Lemus. Al mismo tiempo, recogimos testimonios y aportes importantes de especialistas y autoridades nacionales e internacionales, expresados en diferentes instancias de esta pandemia.

Por último, consideramos indispensable incluir en las páginas de este Boletín algunas “voces de mayores”, representativas de los distintos países de Iberoamérica, para expresar “en primera persona” pensamientos y sentires acerca de la soledad.

Con el compromiso de siempre, esperamos que esta publicación colabore con la misión de continuar reflexionando sobre las soledades en la vejez y que sea un aporte más durante y luego de esta experiencia particular que nos interpela como profesionales de la Gerontología pero que, fundamentalmente, nos lo exige como seres humanos.