#1DeOctubre: Día Internacional de las Personas Mayores

Hace 30 años la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaraba la efemérides con el objetivo de promover políticas públicas y programas a favor de los derechos en la vejez en el mundo.

Indudablemente, la conmemoración de este año se realiza en un momento particular. Todos los países se encuentran transitando una pandemia imprevisible provocada por COVID-19.

Durante esta fecha, los gobiernos, los organismos nacionales e internacionales y las organizaciones civiles que trabajan los temas de vejez y envejecimiento, suelen planificar actividades y jornadas de sensibilización, reflexión y promoción. En esta oportunidad, los encuentros presenciales no podrán llevarse a cabo.

Por tanto, este 1° de octubre invita a crear nuevas formas de intercambio y acompañamiento destacando, con más fuerza, lo que manifestó el Secretario General de la ONU, António Guterres: Las personas mayores tienen los mismos derechos a la vida y a la salud que todos las demás.

Asimismo, la pandemia por COVID-19 obliga a repensar el rol de este colectivo etario en la sociedad y las formas de abordar el envejecimiento, “en momentos en que la proporción de personas mayores de 60 años aumenta más rápidamente que cualquier otro grupo de edad en el mundo”, resaltaron la OPS (Organización Panamericana de la Salud) y la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Desde esta mirada, ambos organismos proponen como lema una interrogación necesaria: “Pandemias: ¿Cambian la forma en que abordamos la edad y el envejecimiento?”. En diálogo, la ONU también promoverá elDecenio del Envejecimiento Saludable (2020-2030)con la intención de “reunir a expertos de las Naciones Unidas, la sociedad civil, el gobierno y los profesionales de la salud para debatir los cinco objetivos estratégicos de la Estrategia global y el plan de acción sobre el envejecimiento y la salud, al tiempo que repasan los avances y desafíos a lo largo del camino”:

  1. Informar a los participantes sobre los objetivos estratégicos en el Decenio del Envejecimiento Saludable.
  2. Sensibilizar sobre las necesidades especiales de salud de las personas mayores y sus contribuciones a su propia salud y al funcionamiento de las sociedades en las que viven.
  3. La conciencia y la apreciación del papel del personal sanitario en el mantenimiento y la mejora de la salud de las personas mayores, con especial atención a la profesión de enfermería.
  4. Presentar propuestas para reducir las disparidades de salud entre las personas mayores en los países desarrollados y en vías de desarrollo, de manera que “nadie se quede atrás”.
  5. Aumentar la comprensión del impacto de la COVID-19 en las personas mayores y su impacto en las políticas, la planificación y las actitudes del cuidado de la salud.

Ciertamente, las respuestas a este momento del mundo deberán partir desde un marco de reconocimiento a la vejez y a la existencia humana. En este sentido, sostiene Gina Riaño, Secretaria General de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS), “el desafío global que enfrentamos exige la solidaridad y el compromiso de todas las personas, las instituciones y las organizaciones porque la concurrencia de esfuerzos será un factor determinante para superar este difícil momento”.

El Día Internacional de las Personas Mayores se presenta como una oportunidad para continuar con procesos de concientización respecto a la vejez y el envejecimiento. En ese camino, deberán consolidarse los marcos legales y culturales para la ampliación y la garantía de los derechos humanos de este grupo social.