Imagen de la convocatoria

La decimocuarta Reunión del Grupo de Composición Abierta sobre Envejecimiento (OEWGA) de las Naciones Unidas, que tendrá lugar del 20 al 24 de mayo de 2024 en la sede de Nueva York, marcará un hito crucial en la lucha por proteger los derechos de las personas mayores. Establecido en 2010 por una resolución de la Asamblea General, el OEWGA tiene la misión de identificar las deficiencias en la protección de los derechos de las personas mayores y proponer medidas correctivas, incluida la posibilidad de establecer una Convención de las Naciones Unidas específica para salvaguardar sus derechos y dignidad.

En la 14° sesión, los temas principales incluyen la «Accesibilidad, infraestructuras y hábitat» (que abarca el transporte, la vivienda y el acceso) y la «Participación en la vida pública y en los procesos de toma de decisiones». Los temas de revisión serán el «Derecho a la salud y acceso a los servicios sanitarios» y la «Inclusión Social». Estas áreas reflejan los desafíos que las personas mayores enfrentan cotidianamente, como la discriminación por edad, la falta de acceso a servicios sanitarios adecuados, la inseguridad económica, el abandono y el abuso, entre otros.

La sesión de 2024 es particularmente significativa por dos razones: en primer lugar, se presentarán las conclusiones del proceso intersesiones iniciado en la 13° sesión, que delinearán las opciones para la continuidad del grupo y las conclusiones resultantes de la labor entre sesiones; y, en segundo lugar, esta sesión marca el final de la primera ronda de temas establecidos en el mandato del grupo, lo que genera incertidumbre sobre su futuro, ya que el mandato actual no contiene nuevos temas para abordar.

Por otro lado, en el marco de la 14° sesión, organismos como HelpAge International propondrán a los Estados Miembros que incluyan la posibilidad de una Convención sobre los derechos de las personas mayores como una de las opciones clave dentro de las recomendaciones negociadas intergubernamentalmente. Además, la propuesta también solicitará la formación de un Grupo de Trabajo dedicado específicamente a desarrollar esta Convención para proporcionar un marco sólido que proteja los derechos y la dignidad de las personas mayores a nivel mundial.

La necesidad de una Convención de las Naciones Unidas específica para proteger los derechos de las personas mayores es más urgente que nunca. Las personas mayores enfrentan retos únicos: la discriminación por edad (edadismo), la exclusión social, la falta de acceso a servicios sanitarios, la inseguridad económica y el riesgo de abuso y abandono. Una convención proporcionaría un marco global para salvaguardar sus derechos fundamentales a la dignidad, autonomía, salud, protección social y participación plena en la sociedad.

Además, la Convención aumentaría la concientización sobre el edadismo, fomentando una cultura de inclusión que reconozca las valiosas contribuciones de las personas mayores y combatiendo actitudes discriminatorias. La 14° sesión del OEWGA ofrece una oportunidad única para avanzar en la creación de un marco que garantice la plena protección y el respeto de los derechos de las personas mayores a nivel mundial.

Para más información, se puede visitar el sitio web oficial del Grupo de Composición Abierta sobre Envejecimiento de Naciones Unidas haciendo clic aquí.

Fuente: helpage.es