El Diplomado “Cuidados de Largo Plazo para personas mayores: con énfasis en la atención en Establecimientos de Larga Estadía, Centros Diurnos y Cuidados Domiciliarios” fue impulsado por el Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA) con el objetivo de entregar herramientas y conocimientos de diseño, implementación y trabajo directo con personas mayores a profesionales y técnicos/as de la región.

Para hacer frente a la estructura demográfica del envejecimiento en Chile, SENAMA despliega una importante agenda interministerial e intersectorial que busca, por una parte, impulsar programas y políticas públicas coordinadas y articuladas con diversos Ministerios y Servicios, y por otra, ejecutar programas propios que promuevan la plena participación de las personas mayores y su cuidado integral a través de servicios sociales y cuidados sociosanitarios.

Chile es un país miembro del Programa Iberoamericano de Cooperación sobre la Situación de las personas Adultas Mayores (PICSPAM) desde su concepción y lo valora porque propone el intercambio de experiencias, conocimientos y buenas prácticas y la construcción colectiva entre organismos e instituciones de toda la región.

En este sentido, el Diplomado “Cuidados de Largo Plazo para personas mayores: con énfasis en la atención en Establecimientos de Larga Estadía, Centros Diurnos y Cuidados Domiciliarios”, que comenzó en 2021 su período lectivo e-learning,es un valioso aporte que Chile brinda a profesionales y técnicos/as de los países en temas de vejeces y envejecimientos.

La iniciativa es el resultado del trabajo en equipo de SENAMA junto a la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS), la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID). La instancia de formación que tiene 270 alumnas y alumnos se realiza mediante el Programa Adulto Mayor (PAM-UC) y el Centro de Vejez y Envejecimiento (CEVE-UC) de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y cuenta con la colaboración del Millennium Institute for Caregiving Research (MICARE).

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2015), el 12% de las personas mayores presenta algún grado de dependencia y se estima que para el año 2050 ese número se triplicará. Estas cifras indican que la dependencia de cuidados aumentará en las próximas décadas lo cual señala la urgente necesidad de instalar servicios idóneos y formar equipos preparados para asumir el desafío actual y futuro de acompañamiento, atención y cuidados.

En este contexto, el Diplomado surgió con el objetivo de entregar herramientas y conocimientos en cuidados de largo plazo a profesionales y técnicos/as de Chile e Iberoamérica, ligados al diseño, implementación y trabajo directo con personas mayores en estos tres espacios.

Sin duda, la propuesta implicó un reto porque cada país tiene su propia cultura e idiosincrasia asociada a los cuidados, por lo tanto, enseñar nuevos modelos y enfoques se convierte en una actividad reflexiva y de acompañamiento experto en la aplicación que realiza cada participante. Así lo señala la tutora e-learning del Diplomado, Egnis Ubillo, Terapeuta Ocupacional a cargo de 24 alumnos/as: “Me gusta que los/as estudiantes sean de diferentes partes de Iberoamérica, lo cual plantea el desafío de poder abordar políticas enfocadas en el bienestar de las personas mayores, considerando las diversas realidades muy diferentes unas de otras. Acompaño a profesionales de Argentina, Paraguay, República Dominicana y España, algunos son médicos/as, kinesiólogos/as, trabajadores/as sociales, enfermeros/as. Por lo tanto, se vuelve un reto tratar con las visiones que parten de diferentes abordajes y contextos sociales”.

Egnis Ubillo, Terapeuta Ocupacional, docente del Diplomado “Cuidados de Largo Plazo para personas mayores: con énfasis en la atención en Establecimientos de Larga Estadía, Centros Diurnos y Cuidados Domiciliarios”

Asimismo, enfatiza Egnis, “una de las cosas más valiosas del Diplomado y de los espacios de tutoría es que tenemos la oportunidad de discutir, reflexionar y enriquecernos de todas las experiencias, no sólo a nivel de lo que pueden aportar las distintas disciplinas, sino también de lo que pueden brindar las diversas culturas. Debemos tener una apertura hacia lo que nos puede enseñar ese otro, tanto a nivel académico como personal. Yo creo que esa es la riqueza de la multiculturalidad”.

Asimismo, los/as estudiantes valoran poder ser parte del Diplomado ya que no siempre se cuenta con ingresos para complementar la profesión cursada. Estudiar mientras se trabaja no está exento de dificultades, requiere de un gran esfuerzo por parte ellos y ellas ya que supone abocarse a 3 módulos de contenidos que se desarrollan en 300 horas académicas, que involucran la asistencia a actividades sincrónicas y asincrónicas con conferencistas y docentes expertos, lecturas y evaluaciones.

“Lo más desafiante hasta el momento es el poder distribuir mis horarios. No es fácil volverse a adaptar a la rutina de estudiar cuando se está trabajando, leer material y aprenderlo, además, una como mujer cumple muchos roles. Igualmente, el Diplomado ha sido bien flexible, cuando hay ganas y motivación, siempre se puede”, relata Carolina Cárcamo, quien actualmente se desempeña como coordinadora del Servicio de Atención Domiciliaria de la comuna de Los Muermos, Región de Los Lagos, el cual es parte del Subsistema Nacional de Apoyo al Cuidado del Ministerio de Desarrollo Social y Familia (SNAC).

Carolina recibió una de las 270 becas entregadas y seleccionadas entre más 3.000 postulaciones. Estos datos manifiestan que las necesidades que existen en el ámbito del cuidado hacia personas mayores son importantes y que el interés por superarlas también lo es. El problema reside en que hay una escasa oferta de servicios de cuidados para la dependencia, de apoyos para sus cuidadores/as familiares, y de instancias de capacitación para los/as profesionales y técnicos/as. Por lo tanto, es urgente ampliar este tipo de propuestas formativas.

Por su parte, Egnis enfatiza que “los/as estudiantes tienen la necesidad de actualizarse y llevar los conocimientos al trabajo que cada uno/a de ellos/as realiza. Todos/as convergen en una mirada única: tratar de interiorizarse acerca de distintas alternativas para dar respuesta a las necesidades de las personas mayores. Finalmente, es súper gratificante saber que hay profesionales alrededor de todo el mundo que están buscando migrar hacia modelos de atención mucho más holísticos y que, por sobre todas las cosas, buscan el bienestar de las personas con las que trabajan día a día”.

Carolina Cárcamo, estudiante del Diplomado “Cuidados de Largo Plazo para personas mayores: con énfasis en la atención en Establecimientos de Larga Estadía, Centros Diurnos y Cuidados Domiciliarios y coordinadora del Servicio de Atención Domiciliaria de la comuna de Los Muermos, Región de Los Lagos.

El reconocimiento de los/as participantes inspira a continuar con el desarrollo y el fortalecimiento de este tipo de propuestas. “Desconocía muchas cosas porque trabajo en el área social y no en salud, así que el Diplomado ha sido un gran aporte y estoy muy agradecida”, asegura Carolina. “Tuve la oportunidad de conocer a fondo características específicas de las personas mayores, incluso las condiciones que influyen en su salud mental. Aparte de los conocimientos adquiridos, lo que más he valorado del Diplomado es poder interactuar y complementar información con otras personas que son de diferentes disciplinas y saber que -en el fondo- todos y todas buscamos poder contribuir y aplicar lo aprendido”.

En efecto, para la profesional del SNAC que actualmente se desempeña coordinando ocho asistentes de cuidado que visitan alrededor de cinco familias de la comuna de Los Muermos, su quehacer se relaciona directamente con las herramientas que se entregan en el Diplomado lo cual le ha permitido integrar los saberes a sus funciones y compartirlos con su equipo. Su tarea implica trabajo en terreno, supervisiones y evaluaciones constantes de cada asistente de cuidado: retiro de medicamentos, higiene y aseo, vestuario, entre otras. Esta instancia de formación le permite complementar las Orientaciones Técnicas del Programa, con enfoques y modelos de atención gerontológicos centrados en los derechos humanos de las personas mayores.

En un mundo que envejece de manera diferencial, y lamentablemente con altos niveles de desigualdad, los testimonios de Egnis y Carolina permiten dar cuenta de la relevancia de aportar desde las políticas públicas a la creación de instancias formativas vinculadas al cuidado de personas mayores en los distintos espacios.

Desde un marco de derechos, SENAMA impulsa, junto al PICSPAM, a continuar abogando a favor de las personas adultas mayores de la región y construyendo de manera colectiva propuestas que favorezcan las vejeces y los envejecimientos dignos.

* Nota publicada en el Boletín 26, «Décimo Aniversario del Programa Iberoamericano de Cooperación sobre la Situación de las Personas Adultas Mayores» del PICSPAM.